martes, 27 de diciembre de 2011

otra jodida lista

Imagen: Brendan Danielsson


Este año ha sido hermoso y horrible de muchas formas. Tuve que volver a la habitación azul en casa de mis padres sin trabajo y sin dinero, después de cinco años viviendo fuera. Volví a mi cuarto de adolescente, con la jodida Uma Thurman en la pared y las fotos de mi primer novio en el cajón. Volví a ver a mis amigas del instituto, que planean sus bodas y me enseñan los planos de sus pisos de protección oficial y me dicen que estoy igual que siempre. Ellas no. Ellas han crecido y de alguna manera me dan pena y yo se la doy a ellas. No sé quién escribió que mi vida es como si me golpeasen con ella, pero es la jodida verdad. A veces te destroza la cara a puñetazos. Otras veces no. Otras veces conoces gente a la que amar. Eso también me ha pasado este año. Que hacen que todo sea un poco menos lo puto peor, como dije hace unos cuantos post. A veces también bailas hasta que te cierran el garito y se te restriega gente sudorosa y te da igual porque de alguna manera amas a todo el mundo. Y a veces escribes un poema y sabes que es lo mejor que has escrito nunca y acabas haciendo un libro. Y a veces lees una frase o un verso y te dan ganas de gritar porque sabes que han dado en el punto exacto. A mi me ha pasado algo así con estos libros.


-         “Pan para la princesa”, de Elise Plein (El Gaviero). Poemario extraño, que te deja hecho jirones. Como si metieses las manos en un cubo de alfileres. Como algo dulce parecido a la droga que finalmente no es droga pero te hace amar a los demás como si lo fuera.
-         “Tránsito”, de Álvaro Guijarro (Chiado Editorial) Me lo regaló Giovanni Collazos para mi cumpleaños. Lo leí esa misma noche y sentí algo parecido a un odio caliente y enfermizo porque yo debería haber escrito eso. Haber escrito así.
-         “Dime qué”, de David Leo García (DVD). Otro poemario extraño, puede que más experimental que el de Elise pero también más hecho con la cabeza y menos con el estómago. Brutal. Puta envidia.
-         “La adoración”, de Juan Andrés García Román (DVD). “El fósforo astillado” ya me pareció uno de los mejores libros de poesía que había leído, pero éste te deja un hueco en el pulmón. Cuenta un viaje a un país alucinado. Un delirio cruel y luminoso. En unas pocas páginas se carga de un tiro en la frente la división entre la prosa y la poesía. Ni un puto verso.
-         “Autoría”, de Julieta Valero (DVD). Fue publicado el año pasado, pero yo lo leí este verano, cuando acababa de volver a la habitación azul. Estaba jodida y necesitaba algo suave, pero me equivoqué. Debajo de la calma, de los versos largos y el ritmo pausado había algo brutal que te golpeaba cuando menos te lo esperas porque te pillaba con la guardia baja. Me recordó a “También mis ojos” de Laura Rosal, a los poemas de Emily Roberts en “Tenían 20 años y estaban locos”, a “introducción a todo” de Berta García Feat, y me gustó. Me gustan las mujeres que escriben así. Me gustan ellas.
-         “Richard Yates”, de Tao Lin. (Alpha Decay). Se ha dicho de todo de Tao Lin, pero a mi su prosa depresiva me hace querer ahorcarme en el armario con la corbata de mi padre, y la literatura va de eso. De provocar algo en el lector. Lo que sea, pero algo.
-         “Historia del ojo”, de Georges Bataille. (La Sonrisa Vertical) Este año he descubierto a Bataille, y es de lo mejor que me ha pasado. Ojalá estuviese vivo para unirme a su secta y casarme con él.
-         “Carne de píxel”, de Agustín Fernández Mallo. (DVD). Fernández Mallo ha sido uno de mis grandes descubrimientos de este año, desde la trilogía Nocilla hasta el Remake del Hacedor. “Carne de píxel” es de 2008, pero para mí es de lo mejor que ha escrito. Amadle.
-         “Filosofía zombi”, (Anagrama). Ganas de poner un altar a George Romero o fundar una religión o algo. De lo mejor de este año en ensayo.
-         “Crezco”, de Ben Brooks (Blackie Books). Pues eso, puta envidia.

Me dejo muchos libros, pero el post ya es bastante largo. Me jode no poder hablar de Sharon Olds (a la que también descubrí este año), de Juan Bello (su poemario “El futuro es un bosque que ya ardió en alguna parte” me está esperando en la estantería, pero “Nueva York no existe” debería tener 200 páginas), de Eva Gallud (“Moléstenme sólo para darme de comer”), de Giovanni Collazos (“El hombre cuneiforme”, aún inédito pero que tuve el privilegio de leer (editores, en qué coño estáis pensando)), "Exhumación" (Luna Miguel y Antonio J. Rodríguez), de Foster Wallace, y de todos los que seguramente me esté olvidando. También de Itziar Ziga, pero de ella hablo en el blog de Mari. Para 2012 se aceptan sugerencias (y préstamos e intercambios).

14 comentarios:

  1. la imagen se la debo a Mayte, que me descubrió a este salvaje

    ResponderEliminar
  2. Pessoa escribió lo de que "mi vida es como si me golpeasen con ella".
    Creo, porque la memoria se ha vuelto un vaso opaco que ojalá estuviese lleno de whisky.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Interesante lista. A algunos conozco. Y sí: Nueva York no existe debería tener muchas, muchas páginas ~

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. merci, belle, interesante lista y ojalá que más para el próximo año :)

    ResponderEliminar
  5. Buena lista, buena reflexión, me es fácil empatizar con ella. Otro año. Cuesta.

    ResponderEliminar
  6. Uff espero que te vaya mejor este año...de los libros, tomo nota ¡suerte!

    ResponderEliminar
  7. un año movidito, con ganas del siguiente? =)

    ResponderEliminar
  8. No he leído ninguno de esos libros, pero da igual. Lo que venía a decirte es que me gusta más como escribes así, de normal; los poemas son bonitos pero así vibro más.

    ResponderEliminar
  9. Excelente lista, me las tomo como recomendaciones. Y ánimo con el regreso al hogar familiar, aquí otra que retorna a la adolescencia cuando pensaba que ya no tendría que volver a esa habitación (también azul).

    ResponderEliminar
  10. venga yah, ¿que La Adoración no tiene ni un (puto) verso? ¿en serio que lo leíste? porque tiene unos cuantos a lo largo de todo el libro, principalmente al inicio de éste, vaya.

    gracias

    ResponderEliminar