lunes, 19 de septiembre de 2011

los ojos vacíos




Los ojos me obsesionan. Una vez conocí a un chico con un ojo de cristal. Se sujetó los párpados con la mano y me dejó tocarlo. Estaba frío y seco. Tenía el dedo dentro de aquella pupila inmóvil y él no podía sentirlo. Fue algo casi sexual. Casi místico. Como meterle la mano en la boca a un desconocido. Todavía me sigo acordando de él cuando dibujo o hago collages. Por eso todo está vacío de ojos.

Acabo de colgar parte de mi obra gráfica en la página que hice para ella. Sólo he puesto parte de ella, pero iré cambiándola según vaya teniendo más. Espero que os guste. O que la odiéis.

23 comentarios:

  1. me encanta la de "te amo tanto". hablamos de negocios?

    por cierto, te odio!:P

    ResponderEliminar
  2. vamos a ver todo! has cambiado esta casita, tendré que recorrer. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta, aunque confieso que la historia del ojo me da grima. Y eso que yo me estoy acostumbrada a tocarme los ojos(al usar lentillas y eso...)pero ese ojo de cristal me parece tan íntimo, que la imagen que utilizas para describirlo es la idónea. Bico, Layla

    ResponderEliminar
  4. Mi Señora Layla,

    Cuando apenas tenía diez años, me llegó a perturbar una película de serie B americana que se emitió por la única cadena de televisión española, aquel film era “El hombre con rayos X en los ojos” o en versión original “X: The Man with the X-Ray Eyes”

    Por un tiempo oía retumbar en mi cabeza el estribillo del predicador en la escena final “Si tus ojos te escandalizan, ¡arráncatelos, arráncatelos!”. Mientras el protagonista (Ray Milland) se los arrancaba y veía el infinito.

    Con la edad asumes que el ojo más profundo es el ojete, y que unos y otros intentan que veas las estrellas por él.

    Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  5. me gusta ser una bofetada; no me había dado cuenta.

    ResponderEliminar
  6. Cómo odiarlas si son casi como una madre pidiendo auxilio.

    Te feliz hito

    ResponderEliminar
  7. Ante todo he de decir ke como poco es impactante, y ke envidio lo de haber visto un ojo de cristal, yo solo llegué a ver un joven con parche, pero debajo del parche no había ni cuenca del ojo, sufrió una kemadura y para mi también fue algo chocante ver a un "cíclope" :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Dolorosas.
    Me han entrado ganas de llorar
    pero ¿con qué ojos?

    ResponderEliminar
  9. deberíamos incluir un ojo de cristal de regalo con el fanzine,como en la bravo o la superpop...

    ResponderEliminar
  10. A mi me gusta todo lo que hacés (en público). Son salvajadas irreverentes.

    ResponderEliminar
  11. no lo conté antes, pero el ojo lo perdió en unos disturbios, en Madrid. La policía empezó a tirar gas lacrimógeno y una de las latas le dio en la cara y le reventó la cornea. El Estado le dio una indemnización, pero él no la quiso.

    jajaja mayte, hablamos de negocios cuando quieras

    ResponderEliminar
  12. mariette: fuiste tú la que me recomendaste Las hijas de Egalia? no lo he leido aún, pero voy a pillármelo ahora que se dé que va

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Sí, te recomendé el libro yo.

    Apuesto lo que sea que te gustará.
    Una estampita.

    ResponderEliminar