martes, 24 de mayo de 2011

DESTRUIR ALGO BELLO

Tengo ganas
de destruir algo bello,
de arrancar las alas
de las polillas o
golpear un rostro hermoso
hasta hacerlo sangrar.

A veces
hacer pedazos
todo lo que es puro
es la única forma
de seguir respirando.

20 comentarios:

  1. Hacernos pedazos para volver a juntar los trozos en otra cosa, aunque no seamos purxs, para volver a despedazarla, y así hasta muchas veces.

    ResponderEliminar
  2. el agua estancada no es cristalina eternamente; termina pudriendose

    por cierto, lee el correo...

    ResponderEliminar
  3. Una bomba en medio de un curso de reiki.

    ResponderEliminar
  4. me recuerda a una frase del club de la lucha..."quería respirar humo, quería destrozar algo hermoso"
    te lo dije,lo próximo,nuestro propio proyecto meigen...

    ResponderEliminar
  5. El siguiente paso podría ser la autodestrucción...

    ResponderEliminar
  6. aplastar hormigas, romper unos platos preciosos, cortar el pelo a una muñeca, arañar un coche nuevo, tachar un dibujo bonito, en fin... se me ocurren mil!

    ResponderEliminar
  7. yo pisaría dos docenas de huevos crudos, descalza...

    soy rara, lo sé.

    me gustó mucho, mucho.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que de vez en cuando a todos nos desborda esa necesidad imperiosa...pero me encanta como lo has expresado Layla. Besos

    ResponderEliminar
  9. creo que no me ha llegado ningún correo, Trapecista

    ResponderEliminar
  10. te lo he vuelto a mandar
    si no te llega dímelo.. a lo mejor es el filtro antispam

    ResponderEliminar
  11. "Todo hombre mata lo que ama"


    Oscar Wilde

    ResponderEliminar
  12. Menos mal que no estoy cerca de tus manos.

    ResponderEliminar
  13. ...cuando lo hagas no arrepientas… que no te haga falta… al final todo es bello… todo es bueno y siempre habrá más…
    Salud!

    ResponderEliminar
  14. Espero que entre los trozos y golpes se escapen algunas partículas de oxígeno.

    ResponderEliminar
  15. escupir en la cara de una modelo

    ResponderEliminar
  16. Rompe, magulla, destruye. Pero la belleza siempre vuelve, como tus letras.

    Saludos.

    ResponderEliminar