domingo, 13 de febrero de 2011

SUICIDIOS Y ATENTADOS

Echo de menos
los suicidios colectivos
en los lavabos.

Los atentados terroristas
en el asiento trasero
de tu coche.

Las manchas de semen.
Los restos de rímel.
Los genocidios.
Los colchones
ardiendo de fiebre.
Las amputaciones.

Ahora
todo es tan higiénico
que
da
miedo.

19 comentarios:

  1. ahora todo es tan higiénico! hasta mi vida! da asco!

    ResponderEliminar
  2. aunque yo sigo sin lavarme las manos después de orinar, quizás si lo haría si las tuviera manchadas de sangre, o no, quien sabe. te superas layla (tremendo el temazo de lone star)

    ResponderEliminar
  3. violaciones de retina
    automutilaciones de palabras
    las manos empapadas

    me
    gus
    ta

    layla

    beso/s

    ResponderEliminar
  4. ya nadie se toca, nadie quiere si quiera pringarse en nada

    ResponderEliminar
  5. la pulcritud es un asco.
    el color blanco sólo queda bien en una prenda negra manchada de semen.

    ResponderEliminar
  6. deberíamos mancharnos más, tocarnos más...

    un besazo

    ResponderEliminar
  7. Tia cada dia tengo mas devocion por ti...somos sucios

    ResponderEliminar
  8. Y como se ríen los bisturís en sus bandejas porque en cada tajo han propagado el virus de su asepsia.

    ResponderEliminar
  9. tremendo el temazo, jorge.. y qué me dices de ese videoclip en el que están todos sentados?no tiene precio...Pero casi que me quedo con el de Clapton:

    "I tried to give you consolation
    when your old man had let you down...
    You´ve got me on my knees, Layla"

    (Intenté consolarte
    cuando tu padre te había defraudado..
    Me tienes a tus pies, Layla)

    ResponderEliminar
  10. Yo también hecho de menos lo sucio. Lo higiénico es tan terriblemente atroz, tan limpio, tan vacío, tan falso...

    ResponderEliminar
  11. Un poco de miedo si que da... pero si no fuera por la excesiva pulcritud del mundo, la apología de la inmundicia (¿inmoral?) no causaria el efecto que causa... además las manchas en la ropao en los asientos del coche al final son, al final, algo normal... yo me pregunto ¿qué tenemos que hacer con la suciedad psicológica y/o la perversión brutal... también tenerle miedo o apoyarla, como una causa (in)noble entre tanta nobleza patética?
    En fin, gracias por tu visita.. aunque aún sigo intentando descifrar lo de Egipto... seguiré pensando... Saludos

    ResponderEliminar
  12. Vaya... si, lo de Egipto... tiene sentido... aunque por desgracia, no creo que seamos capaces de aprender lo que realmente pueden enseñarnos, ellos y otros tantos que son capaces de conseguir unidad, convicción y fuerza, pero lo intentaremos.. otro saludo.

    ResponderEliminar
  13. Genial meter las tres últimas palabras en versos distintos. Deja un buen sabor de boca.

    ResponderEliminar