martes, 1 de febrero de 2011

HAMBRE

Necesito algo
que se pueda masticar.

Los peces muertos
que flotan
en la bañera.
La fila de hormigas
que corre
por mis muslos.
La comida del perro.
Los cables del televisor.



Las presentadoras del telediario
y los cirujanos plásticos
están hambrientos.

14 comentarios:

  1. Y después se hará el vómito.
    Y volaremos todos por los aires...

    SL

    ResponderEliminar
  2. es que una cosa es masticar
    y otra digerir

    ResponderEliminar
  3. y tanto que están hambrientos...
    y yo encantada de masticar tus versos con los ojos y el cerebro.
    un besazo!

    ResponderEliminar
  4. ojalá todas estuviéramos hambrientas.....ojalá yo lo estuviera de la rabia que NO sale cada vez que un cabrón mata a una mujer.....y el mundo sigue y nosotrxs seguimos....ojalá estuvieramos hambrientas....de rabia!

    ResponderEliminar
  5. Masticar y luego regurgitar, a ver que sale.

    ResponderEliminar
  6. Seguro que te parecerá lo más extraño que te han dicho en tu vida, pero a mí la imagen de la fila de hormigas ascendiendo por tus muslos me parece muy sensual Layla, quizá haya heredado una pequeña porción de de el mejor Buñuel surrealista, pero es así, me parece una imagen poética electrizante que lleva implícita en su interior una carga simbólica y emocional de gran calado y rotundidad.

    Un beso gigante, qué me has hecho un comentario preciosísimo, estaba de bajón y me has dado un chute de adrenalina que me va a durar unos días niñuca.

    ResponderEliminar
  7. Prueba a masticar algún corazón en descomposición.

    M.

    ResponderEliminar
  8. Hormigas corriendo por mis muslos. Me estremece.

    ResponderEliminar